miércoles, 5 de febrero de 2014

PRIMERAS REFLEXIONES

Un buen docente, ante todo, debe tener vocación por su profesión. Debe saber motivar a sus alumnos, a la par que enseña. Asimismo, tiene que tener capacidad de adaptación en las diferentes etapas educativas. Es importante, conocer en profundidad su asignatura y transmitirla a sus alumnos creando ambientes eficaces de aprendizaje. A su vez, el buen maestro tiene que tener tacto pedagógico, saber responder a las demandas de los diferentes alumnos, ya que podemos nos podemos encontrar diversidad de alumnos en el aula, además de conocer las experiencias de los compañeros con mayor trayectoria y adquirir la motivación de los más jóvenes. Por último, hay que transmitir los valores esenciales para introducir a los alumnos en la vida social. Por ello nuestros propósitos a la hora de ponernos en el lugar que nos tocará ocupar en unos años son: volcarnos con todos y cada uno de nuestros alumnos puesto que son todos diferentes, pero todos deben aprender por muchas dificultades que aparezcan; buscar un método de evaluación que sea beneficiario para los alumnos como para nosotros poder calificar al alumno; crear una buena planificación tanto del curso anual como de cada una de las clases; junto con otros compañeros, crear actividades dinámicas, no solo en nombre de clase o curso, sino también como colegio en general; esforzarnos en comprender bien los conceptos a enseñar, para así poder transmitirlos con mayor facilidad y simplicidad; buscar apoyo en otros compañeros y maestros para afrontar dificultades o problemas con los que nos vayamos enfrentando en nuestra trayectoria; por último, influir en nuestros alumnos de tal manera que consigamos crear ciudadanos ejemplares para la sociedad.

Algunas de las cosas que mejoraríamos en el centro escolar como docentes serían: comprensión y reflexión frente a la memorización, pues apenas parece importar si el alumnado comprende y piensa o no. Los alumnos/as pasan de curso memorizando contenidos sin comprenderlos; fomento de la participación en el aula por parte de los educandos, ya que no queremos alumnos cabizbajos, aburridos, que no participen, sino alumnos que sepan pensar, criticar, establecer un diálogo y compartir diferentes puntos de vista; aumento del número de excursiones. Las excursiones son, bajo nuestro punto de vista, un recurso educativo bastante atractivo y del cual se puede sacar mucho provecho, pues ayudan a desconectar del aula y a cambiar de aires, haciendo que las clases se hagan menos pesadas. Esto puede servir para llevar a la práctica lo que se ha explicado anteriormente en clase; aumento del número de prácticas y de trabajos manuales. Para nosotros, una buena teoría debe ir acompañada de una buena práctica. Solamente a través del contacto con la situación se puede conocer realmente la realidad; aumento de la cooperación, pues el proceso de enseñanza-aprendizaje se ve favorecido. En un ambiente cooperativo, se aprende a ayudar, a respetar, a cuidar, a apoyarse los unos a los otros, compartir apuntes; por último, dar el mismo valor a todas las asignaturas y mejorar los horarios de los centros educativos. Hay asignaturas a las que se les dedica un mayor número de horas que a otras y no creemos que haya asignaturas con mayor valor que otras.

Para finalizar, debemos decir que nos apetece conocer un poco más la asignatura puesto que buscando información sobre ésta y con lo que hemos adquirido en el aula, hemos encontrado distintos puntos interesantes que creemos que nos servirán bastante en nuestro futuro como docentes, ya que la asignatura de Organización Escolar y Recursos en Educación nos aportará un conocimiento de los aspectos, características y procesos organizativos que contribuirán de manera decisiva a la mejora de la educación. Por otra parte, podremos conocer las normas, procedimientos y sistemas de control de una comunidad educativa, necesarios para el funcionamiento de la escuela, como son su estructura, las relaciones entre los miembros, los procesos organizativos (planificación, evaluación y gestión), la convivencia en el centro escolar, los procesos de comunicación, la implantación curricular de los recursos, los materiales y los medios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada